APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HORARIO DEL REFUGIO

Sábados y domingos de 10 a 14 h (visitas y adopciones).
El refugio está  Culleredo - A Coruña (España).
Email: info@apadan.org

APADAN (Asociación Protectora de Animales)
HAZTE SOCIO
Con una aportación de 6 € al mes ayudarás en el mantenimiento y cuidado de más de 200 perros abandonados al año. También puedes ayudarnos haciendo donativos de manera puntual. Cuenta: ES92 2080 5219 133040001038
Consejos para perros recién adoptados

APADAN quiere agradecer tu solidaridad al proporcionar un hogar a uno de nuestros perros. Has de saber que muchos lo han tenido difícil, viviendo en situaciones extremas de abandono, o han sido maltratados, por eso en ocasiones tienen un carácter marcado por las circunstancias que les ha tocado vivir. Algunos son tímidos, pueden tener miedos o traumas, otros son más extrovertidos, pero todos, salvo contadas excepciones, se adaptan sin mayor dificultad a su nuevo hogar.

  • TIEMPO DE ADAPTACIÓN: PUEDE TARDAR VARIOS MESES EN ADAPTARSE


Independientemente de su carácter, el tiempo estimado de adaptación de un perro adulto a su nuevo hogar puede durar hasta 6 meses. Algunos pierden el miedo a los pocos días de ser adoptados, otros se sienten seguros dentro de casa pero tardan más en acostumbrarse a los ruidos y al movimiento en la calle. En cualquier caso, es fundamental no bajar la guardia durante las primeras semanas: tu perro aún no se ha adaptado y tú tampoco lo conoces a él perfectamente, por tanto, no sabes cómo reaccionará ante situaciones imprevistas.
 

  • FALTA DE APETITO: ES NORMAL QUE AL PRINCIPIO NO QUIERA COMER


Es frecuente que al llegar a casa tu perro no quiera comer. Si es este tu caso, debes estar tranquilo, ya que la inapetencia se debe al cambio de entorno. Mantén la comida y el agua limpia y fresca a su disposición: está acostumbrado a alimentarse de pienso y retomará esa rutina en un corto período de tiempo. Recuerda que es mejor dejarlo a su aire porque cuando se relaje y se familiarice con su nuevo hogar sentirá la necesidad de comer.
 

  • PERROS TÍMIDOS

- El primer contacto: los primeros días es importante la suavidad de voz y de  movimientos, evitando mirar al perro directamente a los ojos. Déjale que explore su nuevo hogar tranquilamente, puedes sentarte a su altura y esperar a que se  acerque, dejando que te “inspeccione”, sobornarle con algún alimento apetitoso e ir propiciando el contacto con mucha tranquilidad.
 
- Las primeras caricias: para acariciarlo no debes forzarlo, evitando el contacto directo en la cabeza, y masajeando sobre todo la zona de pecho, cuello y  laterales del lomo.

 
- El miedo a desconocidos: si tu perro tiene algún trauma con las personas,debes explicar esta circunstancia a amigos y familiares y advertir a los desconocidos que es preferible que no lo acaricien. Con el paso de los días verás que se sentirá más  seguro, encontrará su lugar en casa, y empezará a acercarse con normalidad a todos los miembros de la familia.


Ver vídeo

 

  • SI HAY OTROS PERROS EN CASA

- La presentación, mejor fuera de casa: es fundamental tener especial cuidado a la hora de presentar al nuevo miembro de la familia. Los perros deben conocerse en un entorno tranquilo y neutral, fuera del hogar, dejar que se huelan y estar atentos a su lenguaje corporal. Dar un paseo con ambos los relajará y te dará una idea del  grado de aceptación entre ellos.
 
- Cuidado con juguetes u objetos comunes, evita celos innecesarios: antes de entrar en casa debes retirar la comida y los juguetes y tener listas tantas camas o lugares de descanso como perros haya en el hogar. Irás introduciendo poco a poco los juguetes y alimentos, manteniendo la jerarquía que los perros hayan establecido tanto para comer como para saludarlos cuando llegues a casa.
 
- Para dejarlos solos, poco a poco: antes de dejarlos solos durante un tiempo prolongado, es importante hacerlo por períodos más cortos, intentando supervisar su comportamiento cuando no estés delante.
 

  • LA HORA DEL PASEO

- El perro suelto, necesita tiempo para aprender: a todos nos entusiasma ver cómo disfruta nuestro perro suelto en el paseo, pero el perro adulto necesita  aprender a pasear sin correa exactamente igual o más que un cachorro: al principio has de salir a la calle con tu perro atado Si con el paso de las semanas observas  que ha perdido los miedos, que camina sin dificultad, que no se asusta de las  personas ni de otros perros, es el momento de hacer pruebas y empezar a soltarlo  en sitios controlados (áreas caninas, una finca cerrada…). Espera a que obedezca a tu llamada para empezar a sacarlo suelto y prémiale siempre que lo haga para reforzar ese comportamiento.

 
- Los perros miedosos: siempre con arnés. Es preferible que el perro salga sujeto  con arnés, ya que los collares pueden salirse fácilmente del cuello ante una  situación imprevista. Empieza paseando por zonas tranquilas, a horas de menor afluencia de gente y tráfico, y manteniendo rutinas que poco a poco irás variando y ampliando a medida que tu perro se vaya sintiendo más seguro.
 
- Mayor seguridad: correa fija. Cuidado con las correas extensibles, es fácil que
se resbalen de las manos. Las correas fijas son mucho más seguras y una forma de llevarla es atándola a la muñeca o en la cintura. Si hay otro perro en casa, él  puede ser tu ayudante: solo tienes que unir ambos arneses con una “Y” que sujetarás a la correa.
 
- El paseo siempre con un adulto: es importante tomar precauciones para que
nuestro perro no se escape, por eso los perros recién adoptados nunca deben de salir a la calle con niños sin supervisión de un adulto.Sí podrás utilizar dos  correas, dando una al niño y llevando tú la otra. Recuerda que ante un imprevisto el perro se puede asustar y huir y el niño no podrá tomar el control de la situación.


Ver vídeo
 
 

  • SIEMPRE HAY SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN, CONTACTA CON NOSOTROS

Si han pasado varias semanas desde la adopción y ves que hay alguna situación  que no  consigues resolver, contacta con nosotros para poder ayudarte. Intentaremos asesorarte,  ya sea a través de consejos basados en nuestra propia experiencia, o derivándote a algún  profesional experto en conducta canina que pueda aclarar tus dudas. Recuerda que todos  los problemas que pueda tener tu perro tienen solución, así que intenta poner remedio en el  momento en que los detectes. Un problema recién diagnosticado será mucho más fácil de  solucionar si se trata a tiempo y con la persona adecuada.


Descargar folleto para imprimir